martes, 20 de septiembre de 2016

41.- "re-estreno" en Camping Boltaña

Una vez pintada la caravana y antes de volver a guardarla en el garaje nos hicimos una escapada al camping Boltaña para cerrar una especie de circulo... Esta caravana salió de este camping hace casi 4 años y vuelve a él una vez restaurada.


Empieza la "aventura" eligiendo la ruta  de Huesca a Sabiñanigo pasando por el puerto de Monrepos, ya que al ser un puerto de montaña tenia curiosidad de como se comportaría el coche tanto subiendo como bajando y la verdad que muy bien, subiendo perfecto y bajando lo mismo, usando mucho el "freno motor" para no "embalarnos", asi que prueba superada. De Sabiñanigo a Fiscal con una carretera nueva y buenísima, pero la traca final llegó con el tramo Fiscal - Boltaña, una carretera muy estrecha y ese día había mucho trafico, justita para cruzarte con otro coche, pero imaginaos con furgones o con 2 autobuses... creí morir, vaya tensión, 17 kms eternos, pero bueno, en poco más de hora y media estábamos allí.






Decir del camping que en la recepción nos atendieron muy bien, la chica de recepción super amable, nos explicó todo muy bien, además de darnos una carpeta con información de absolutamente todo. Hemos estado en pocos campings, pero en cuanto a información al campista éste se lleva la palma




Información del propio camping, del restaurante, rutas cercanas, paseos a caballo, padel, farmacias de guardia cercanas... bueno, todos esos papeles... en fin, muy bien.

Entramos al camping y elegimos parcela. Si que hay que decir que las parcelas tienen una forma como triangular y los caminos/calles son estrechas para circular con la caravana, pero el fallo fue nuestro por no entrar a pie a elegir parcela... Una vez elegida, plantamos la caravana en una que nos pillaba cerca de los wc, la piscina, el bar...



Los wc estaban correctos, limpios y bien ubicados. En temporada alta imagino que se harán colas para poder usarlos, pero nosotros la verdad que contentos...


La piscina muy bien y bien que nos vino ya que tampoco es muy normal estar a temperaturas de 37/38 grados, así que como el agua estaba fresquita se agradecía mucho. Y que decir de las vistas de desde la piscina... eso no tiene precio la paz y tranquilidad que se respiraba.
En cuanto a animación si que pudimos ver y comprobar que era una pasada, había muchisimos niños y la verdad que se les veía disfrutar con los juegos en la piscina y por la noche en la pista de fútbol


La ruta de vuelta a casa la hicimos por Ainsa, Barbastro a Huesca y ya mucho mejor, todo por carreteras nacionales en buen estado y al final autovía...
Poco más que decir, el camping correctisimo y recomendable, por la ubicación, servicios... y que coño, porque está en mi tierra, HUESCA...

miércoles, 31 de agosto de 2016

40.- Nuevo caparazón para el caracol...

Una de las cosas que más ganas tenia de hacerle a la caravana era un lavado de cara.
Os presento el antes y después:

Ahora os detallo toooodo el proceso:
Primero desmontamos el cofre delantero


Lo siguiente era limpiar y lijar toda la caravana y empezamos por el techo que llevaba porquería acumulada de muchos años ya que los anteriores dueños la tuvieron fija muchos años en un camping y como es normal al estar a la intemperie acumuló mucha suciedad con el paso del tiempo. Una lijadita fina con un "scotchbrite" para soltar la suciedad, una pasada de aspirador para retirarla y después limpiarla a conciencia tirando de frotar con agua, desengrasante y bayeta...
Gracias a la inestimable ayuda de mi padre que se pegó una buena paliza de frotar, a mi mujer y a mi primo...




Al final quedó muy limpia, casi como si fuese nueva si no hubiera sido por los picotazos de alguna granizada que sufrió en el pasado y a alguna que otra "cagada" de pájaro que se había comido la pintura...
Después le llegó el turno a las paredes. En las siguientes fotos se puede ver encima de la ventana la diferencia entre como estaba y como quedó una vez limpia.


Una vez bien limpia, llegaba el turno de lijar a mano toda la caravana, volver a limpiarla y por ultimo tapar y encintar todo para poder pintar


 Aconsejado por gente de los distintos foros por lo que me muevo, compramos una pintura de poliuretano bi-componente, pero después de dos manos de pintura no conseguimos que ésta cubriese nada de nada la pintura original, así que acudí de nuevo a la tienda para ver como solucionabamos el problema.

Así quedó tras dos manos de pintura bi-componente...
Al final siguiendo el consejo de la tienda y del comercial, nos tocaba lijar y limpiar a fondo una vez más. Me dieron una pintura de un solo componente (laca) y esta si que fue la buena y definitiva. Por si algun@ se anima a pintar la suya, os digo lo que utilicé:
- Esmalte sintetico satinado Blanco Ral 9010 - 4 litros
- Esmalte sintetico satinado Azul Ral 5007 -     0,75 litros
- Rodillos de espuma

Con los 4 litros de pintura blanca, dió para dos manos a toda la caravana, paredes, techo y arcón delantero y sobró como 1/2 litro. De la Azúl solo dimos una mano a la franja alrededor de la caravana y la tapa del cofre delantero.



Y ya con la franja azúl...




Y por último volver a montar luces de gálibo y el cofre delantero


Y hasta aquí llego esta nueva aventura de la reforma. Ahora si que ya queda poco para terminarla 100% y que vuelva a surcar las carreteras y camping de España al menos otros 28 años que son los que tiene ahora mismo.
Agradecer a mi padre, a mi primo y mi mujer por su colaboración pero sobre todo a mi mujer que es la que me aguanta las comidas de coco, idas de olla y todas las cosas que se me ocurren (y no son pocas)
Saludos y hasta la próxima...

miércoles, 20 de julio de 2016

39.- Cabecero

Como un servidor dormía un poco "justo", decidimos darle la vuelta a cama.
Desmonté el armario que había fabricado como cabecero y de paso alijarará un poco de peso en la caravana ya que era de aglomerado...


 Una vez desmontado, hicimos un cabecero nuevo. Una plancha de contrachapado que sobraba, un trozo de espuma para darle grosor y tela de las cortinas que nos sobraba...





38.- Seguimos amueblando...

Con el uso y las acampadas, nos dimos cuenta que nos faltaba algo de sitio donde guardar cosas y no tenerlo todo "manga por hombro". Una "espinita" que tenia clavada era no haber hecho muebles altos o alacenas... así que manos a la obra.
Tablero de contrachapado de 1 cm, escuadras, tornillos, lápiz, sierra de calar y una dosis de paciencia.
Las tablas de contrachapado me las cortaron a medida donde las compré, pero había que hacerle los huecos...
Hacemos la primera prueba

 y ya atornillamos a las paredes laterales, trasera y techo. Aprovechando que tenia la luz de pared a pared, ni la toqué, así ya había luz dentro del armario

 y volver a colocar las cortinas en su sitio...
 
En breve, imprimación, pintura y las tapas con sus bisagras...